neurodiem-image

EAN 2022: Aspectos destacados y comentarios de especialistas

¿Cuáles fueron los resultados clave presentados en el 8.º Congreso de la Academia Europea de Neurología (European Academy of Neurology, EAN), celebrado en Viena, Austria, del 25 al 28 de junio? Dos especialistas de primera línea comentan los estudios más importantes, destacando las implicaciones para la atención médica.

La Dra. Ambra Stefani (asistente de investigación posdoctoral en el Massachusetts General Hospital, Boston, EE. UU.) y el profesor Angelo Antonini (profesor de neurología de la Universidad de Padua, Italia) comentan los avances en cefalea, ictus, esclerosis múltiple, neurooftalmología, demencia, sueño, neuropediatría, síndrome de Guillain-Barré, epilepsia, enfermedad de Parkinson, CANVAS ydistrofia miotónica de tipo 1.

Para obtener más detalles de los nuevos hallazgos presentados en el EAN 2022, consulte la cobertura diaria del evento por parte de Neurodiem.

 

Cefalea.

Los asistentes del EAN 2022 han aprendido cómo un enfoque basado en el aprendizaje automático puede predecir la respuesta a tratamientos contra el péptido relacionado con el gen de la calcitonina (PRGC) en pacientes con migraña.

Se usaron métodos de aprendizaje automático para seleccionar características con el fin de generar un modelo de predicción con una respuesta del 30 %, 50 % y 75 % a los tratamientos contra el PRGC a los 6 meses. A los 6 meses se logró una tasa de respuesta del 30 %, 50 % y 75 % en el 60 %, 43 % y 17 % de los pacientes, respectivamente

La Dra. Stefani ha comentado: “Este estudio tiene notables implicaciones clínicas, aunque podrían ser aplicables solo a pacientes mujeres (ya que el 93 % de los participantes con migraña eran mujeres). Mediante un enfoque basado en el aprendizaje automático, las variables demográficas y de cefalea predicen la respuesta a anti-PRGC, lo que permite dar un primer paso a la personalización del tratamiento.

“Posiblemente, según este enfoque, se podrían encontrar diferentes tipos de pacientes con migraña, lo que permitiría en el futuro adoptar enfoques de tratamiento más eficaces”.

 

Ictus

Los especialistas del EAN 2022 han comentado la relación directa entre el signo de susceptibilidad vascular (SSV) y la presencia de neoplasias malignas activas en pacientes con ictus isquémico agudo (IIA) que se sometieron a trombectomía mecánica (TM).

La ausencia de SSV se relacionó de forma consistente con:

  • Neoplasia activa: razón de probabilidades ajustada [RPa]: 4,85; intervalo de confianza [IC] del 95 %: 1,94–12,11
  • Neoplasia oculta únicamente: RPa: 11,42; IC del 95 %: 2,36–55,20

La Dra. Stefani ha comentado: “Según los resultados de este estudio, cuando se realiza una RM en el ictus isquémico agudo, se debe evaluar la presencia de SSV. En ausencia de SSV, debe sospecharse una neoplasia maligna activa y oculta. Por lo tanto, tener en cuenta la presencia de SSV puede mejorar la detección de neoplasias malignas en el ictus isquémico agudo”.

Tener en cuenta la presencia de SSV puede mejorar la detección de neoplasias malignas en el ictus isquémico agudo”.

Dra. Ambra Stefani

Además, en el EAN, nuevos datos indicaron que el establecimiento de la trombectomía mecánica ofrece la posibilidad de mejorar la definición etiológica del ictus mediante análisis histológico e inmunohistoquímico del material trombótico extraído (véase el cuadro).

Análisis del material trombótico extraído

 

Histología de coágulos

  • Mixta (n = 123): 62 %
  • Rico en plaquetas/fibrina (n = 45): 23 %
  • Rico en eritrocitos (n = 18): 9 %

 

Causas del coágulo

  • Cardioembólico (n = 87): 44 %
  • Ateroembólico (n = 37): 19 %
  • Indeterminado (n = 26): 13 %

 

 

La Dra. Stefani ha comentado: “El análisis histológico del material trombótico obtenido mediante trombectomía mecánica permite distinguir entre trombos ricos en eritrocitos y trombos ricos en plaquetas/fibrina, que se asocian a ictus ateroembólicos y cardioembólicos, respectivamente.

“La realización de este análisis siempre que sea posible ayudaría a identificar la causa del ictus, especialmente en pacientes con ictus embólicos de origen indeterminado. En estos pacientes, la presencia de coágulos ricos en plaquetas/fibrina debería aumentar la sospecha de origen cardioembólico y dar pie a los cambios correspondientes en los algoritmos de diagnóstico y tratamiento”.

“La realización de este análisis, siempre que sea posible, ayudaría a identificar la causa del ictus”

Dra. Ambra Stefani

Como parte Sleep Deficiency and Stroke Outcome Study, los investigadores afirman que la variabilidad de la presión arterial (VPA) y, en menor medida, la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), predicen futuros eventos cerebro-cardiovasculares (ECCV) en pacientes con ictus agudo.

Tanto la variabilidad de la presión arterial sistólica (PAS) como la de la presión arterial diastólica (PAD) se relacionaron con un aumento del riesgo de ECCV:

  • Desviación estándar de la PAS (DE): razón de probabilidades (odds ratio, OR ) 1,70; intervalo de confianza(IC) del 95 %, 1,17-2,48; p = 0,005
  • DE-PAD: OR 1,41; IC del 95 %, 1,02–1,96; p = 0,037

El profesor Antonini ha comentado: “Existen datos limitados sobre VPA y VFC como posibles factores predictivos de futuros eventos cerebro-cardiovasculares en pacientes con ictus agudo. Este estudio analizó a 92 participantes que habían experimentado un evento cerebro-cardiovascular en los 3 años anteriores, de 437 participantes que habían sufrido un ictus. Los mejores factores predictivos fueron la PA sistólica (OR: 1,7) y la VFC no lineal (OR: 1,26), lo que indica que el control de la PA es fundamental para prevenir la recurrencia de eventos vasculares agudos después del primer ictus”.

“El control de la PA es fundamental para prevenir la recurrencia de eventos vasculares agudos después del primer ictus”

Profesor Angelo Antonini

Esclerosis múltiple

En la esclerosis múltiple (EM), la proteína ácida fibrilar glial sérica (serum glial fibrillary acidic protein, sGFAP) destacó como un biomarcador importante de la progresión de la enfermedad.

Los investigadores analizaron los niveles de sGFAP y de cadena ligera de neurofilamentos en suero (serum neurofilament light chain, sNfL), cuantificadores de la neurodegeneración y la activación astrocítica, en 259 pacientes en los 6 meses posteriores a la obtención de una puntuación confirmada de 3 o más en la Escala ampliada del estado de discapacidad. Se llevó a cabo un seguimiento de los pacientes durante una mediana de 7,6 años.

Después de ajustar por edad y sexo, los investigadores observaron que:

  • La sGFAP se correlacionó de forma positiva con un mayor riesgo de progresión confirmada de la enfermedad a los 6 meses (6-month confirmed disease progression, 6mCDP; cociente de riesgos instantáneos [CRI]: 1,64, p = 0,006)
  • La correlación entre la sGFAP y la 6mCDP fue superior en los pacientes con niveles bajos de sNfL (CRI: 2,30, p = 0,006), aunque la sNfL por sí sola no fue un factor pronóstico para la 6mCDP
  • La sNfL aumentó en los pacientes con actividad de la enfermedad tras el inicio (media de 12,5 pg/ml frente a 11,7 pg/ml en la enfermedad no activa; p = 0,036)

Los investigadores determinaron que, en esta cohorte de pacientes con EM progresiva, los niveles más altos de sGFAP fueron un indicador de progresión, mientras que los niveles más altos de sNfL reflejaron una actividad aguda de la enfermedad. Según añadieron, ambos parámetros podrían utilizarse para estratificar de forma más eficaz a los pacientes en estudios de investigación y los ensayos clínicos.

La Dra. Stefani ha comentado: “Los marcadores de actividad y progresión de la enfermedad en personas con EM progresiva son de suma importancia. En este estudio se evaluó la sGFAP, y se demostró que es un indicador de progresión de la enfermedad en los 6 meses siguientes. Este marcador sérico podría ser útil no solo para la aplicación en ensayos clínicos, sino también para mejorar de forma oportuna las estrategias de tratamiento en personas con EM progresiva”.

En relación con este estudio, el profesor Antonini también comentó lo siguiente: “Estos resultados son importantes. Una combinación de ambos marcadores séricos, que resulta relativamente fácil de evaluar, podría utilizarse clínicamente para identificar a los pacientes con EM que tienen enfermedad activa y comprobar cuáles presentan un menor riesgo de progresión”.

“Este marcador sérico [la sGFAP] podría ayudar a mejorar las estrategias de tratamiento en personas con EM progresiva”

Dra. Ambra Stefani

Neurooftalmología

El adelgazamiento de la capa retiniana después de una neuritis óptica (NO) puede ser útil como factor predictivo de la futura remisión de las recidivas en la EM recidivante, según un nuevo estudio presentado en el EAN 2022.

En los análisis multivariables se observó que la remisión incompleta de recidivas no-NO se predecía mediante el adelgazamiento de la capa plexiforme interna de las células ganglionares (CPICG).

La Dra. Stefani ha comentado: “Según los resultados de este estudio, la TCO puede ser un instrumento fiable para predecir la futura remisión de las recidivas en la EM recidivante. Después de la neuritis óptica, el adelgazamiento de la capa óptica predijo la futura remisión de las recidivas.

“En estudios futuros se debe evaluar si la estrategia de tratamiento cambia en función de los resultados de la TCO después de la neuritis óptica y si mejora los resultados a largo plazo de los pacientes. Si así fuera, este examen rápido puede implementarse en los árboles de decisiones de tratamiento”.

“La TCO puede ser un instrumento fiable para predecir la futura remisión de las recidivas en la EM recurrente”

Dra. Ambra Stefani

Demencia

Los asistentes del EAN 2022 han aprendido que los alelos intermedios (AI) de Huntingtin, junto con la edad y la apolipoproteína E (APOE) ε4, aumentan el riesgo de progresión a deterioro cognitivo leve (DCL) en pacientes con deterioro cognitivo subjetivo (DCS):

  • 44 de los 106 pacientes con DCS (41,51 %) progresaron a DCL y 62 pacientes (58,49 %) no lo hicieron
  • La tasa de progresión a DCL se relacionó con los AI, la edad al inicio y la APOE ε4

La Dra. Stefani ha comentado: “Los marcadores que distinguen entre las personas con deterioro cognitivo subjetivo que progresan a deterioro cognitivo leve (y, en última instancia, demencia) y las personas sin progreso, se están volviendo muy necesarios. Según este estudio, los alelos intermedios de Huntingtin son marcadores prometedores.

“Si se confirma su relación con el riesgo de progresión a deterioro cognitivo leve, podrían utilizarse en la práctica clínica, por ejemplo, en clínicas de memoria, para clasificar a los pacientes según el riesgo de empeoramiento y, en el futuro, podrían incluirse en árboles de decisiones diagnósticas y terapéuticas”.

“Los alelos intermedios de Huntingtin podrían ser útiles en la práctica clínica para clasificar a los pacientes según el riesgo de empeoramiento”

Dra. Ambra Stefani

Mientras tanto, se destaca la pτ 181 plasmática como herramienta diagnóstica favorable, no invasiva y viable para detectar a los pacientes en las primeras etapas de la progresión neuropatológica de la enfermedad de Alzheimer (EA).

Un grupo de investigadores han señalado que la mediana de la concentración plasmática de pτ 181 fue de 1,4, 2,0, 2,4 y 3,4 pg/ml en controles sanos, en pacientes con deterioro cognitivo subjetivo (DCS), con deterioro cognitivo leve (DCL) y con EA, respectivamente.

La Dra. Stefani ha comentado: “La herramienta diagnóstica que sugerimos no es invasiva y es viable. Los resultados presentados a partir de una cohorte grande sugieren posibles aplicaciones clínicas de la pτ plasmática en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer y sus etapas prodrómicas.

“Esto es especialmente interesante a la luz del creciente enfoque en la prevención de la neurodegeneración para mejorar la salud cerebral”.

 

Sueño

En un estudio prospectivo presentado en el congreso de la EAN, se halló que la especificidad y el valor predictivo positivo de los cuestionarios de detección del trastorno de conducta del sueño REM (TCSR) son entre bajos y muy bajos.

Los pacientes del estudio rellenaron el cuestionario de selección del TCSR (RBDSQ), el cuestionario único del TCSR (RBD1Q) y el inventario del TCSR de Innsbruck. La sensibilidad, especificidad y exactitud fueron las siguientes:

  • 79,3 %, 47,3 % y 50,3 % para el RBDSQ
  • 75,9%, 66,1% y 67% para RBD1Q
  • 89,7 %, 54,6 % y 57,9 % para el inventario del TCSR de Innsbruck
  • 96,6 %, 33,3 % y 39,4 % para los tres cuestionarios combinados

La Dra. Stefani ha comentado: “Los estudios anteriores más pequeños y este amplio estudio de videopolisomnografía basado en el grupo de SINBAR (Sleep Innsbruck Barcelona) han demostrado que el rendimiento de los cuestionarios de detección del TCSR es bajo fuera del contexto de los estudios de validación. Si dichos cuestionarios se utilizan en la práctica clínica, los neurólogos generales deben ser conscientes del alto número de falsos positivos y tener cuidado al comunicar los resultados del cuestionario a los pacientes.

“Si se diagnostica un TCSR “probable” según los cuestionarios, los pacientes pueden preocuparse por desarrollar alfa-sinucleinopatía a pesar de no tener un diagnóstico definitivo de TCSR, por lo que un asesoramiento cuidadoso es de suma importancia en este contexto”.

“Los neurólogos generales deben ser conscientes del alto número de falsos positivos cuando utilizan cuestionarios de TCSR y tener cuidado al comunicar los resultados del cuestionario a los pacientes”.

Dra. Ambra Stefani

En otra investigación presentada en el EAN 2022, los especialistas informaron de que la alteración del sueño es un factor de riesgo para el deterioro cognitivo en las personas de edad avanzada. La eficiencia del sueño, la vigilia después del inicio del sueño y el índice de fragmentación (p <0,01) predijeron el rendimiento de la memoria durante el seguimiento, tanto en modelos sin ajustar como ajustados.

El profesor Antonini ha comentado: “Varios estudios han indicado que existe un mayor riesgo de depósito de β-amiloide con una reducción de la duración del sueño nocturno, y que esto puede ocurrir poco antes de que los pacientes muestren deterioro cognitivo o depósito significativo de β-amiloide. Este estudio evaluó de forma prospectiva a un grupo de personas de edad avanzada con seguimiento durante 18 meses.

“Los resultados indican que la eficiencia del sueño, la vigilia después del inicio del sueño y el índice de fragmentación predijeron el rendimiento de la memoria de seguimiento, lo que respalda el concepto de sueño alterado como factor de riesgo para el deterioro cognitivo”.

 

Neuropediatría

En un innovador estudio, los investigadores desarrollaron el robot Pepper similar a un niño para el entrenamiento de habilidades sociales en niños con alteraciones sociales. En el congreso de la EAN han presentado resultados prometedores sobre las interacciones de los niños con Pepper durante la neurorrehabilitación de las alteraciones sociales.

Los datos observacionales mostraron que los niños se implicaron rápidamente (en un plazo de hasta 3 minutos) con el robot. Los resultados de la encuesta indicaron una aceptación del 98 %, mientras que la seguridad percibida fue del 83 %, la inteligencia percibida fue del 81 % y el antropomorfismo fue del 64 %.

La Dra. Stefani ha comentado: “Las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial forman parte de la medicina moderna. El enfoque descrito aquí para la neurorrehabilitación de las alteraciones sociales en niños es una idea interesante que puede proporcionar y estimular la interacción en un tipo de entorno “protegido”.

“Sería interesante evaluar los cambios en las interacciones sociales a largo plazo mediante este enfoque, para evaluar los posibles beneficios de integrar el robot Pepper similar a un niño en los programas de rehabilitación”.

 

Síndrome de Guillain-Barré (SGB)

Un estudio en el norte de Italia ha informado sobre un aumento significativo del síndrome de Guillain-Barré (SGB) entre marzo de 2020 y marzo de 2021, en comparación con el año anterior, lo que respalda estudios anteriores que sugieren una relación entre la COVID-19 y esta enfermedad.

  • La incidencia estimada del SGB en 2020 fue de 1,41 casos (IC del 95 %: 1,18-1,68), frente a 0,89 casos por 100 000 personas/año (IC del 95 %: 0,71-1,11) en 2019
  • La incidencia acumulada de SGB aumentó en un 59 % en el periodo comprendido entre marzo de 2020 y marzo de 2021

El profesor Antonini ha comentado: “Desde la aparición de la COVID-19, la evidencia indica la presencia de una asociación entre el espectro del SGB y el coronavirus de síndrome respiratorio agudo grave-2 (SARS-CoV-2).

“Esta es una de las mayores evaluaciones sistemáticas de la bibliografía médica. Se recogieron casos de SGB de 14 hospitales de referencia en el norte de Italia entre marzo de 2020 y marzo de 2021, los cuales se dividieron entre positivos y negativos para COVID-19. Como población de control se incluyó a los pacientes con SGB diagnosticados desde enero de 2019 hasta febrero de 2020 en los mismos hospitales.

“La incidencia acumulada de SGB aumentó en un 59 % en el periodo comprendido entre marzo de 2020 y marzo de 2021, con una incidencia de 1,41 casos frente a 0,89 casos por 100 000 personas/año (IC del 95 %: 0,71–1,11) en 2019. Estos resultados indican que existe una relación entre la COVID-19 y el SGB, y que es importante la prevención”.

Estos resultados indican que existe una relación entre la COVID-19 y el SGB, y que es importante la prevención”.

Profesor Angelo Antonini

 

Epilepsia

Un estudio que ha investigado la duración de la epilepsia farmacorresistente en pacientes derivados al centro de epilepsia de Brno (Brno Epilepsy Center) para un posible tratamiento quirúrgico, ha demostrado que no se produce disminución de la duración a lo largo del tiempo.

Los investigadores observaron que la duración de la epilepsia antes de la derivación al centro no presentaba disminución: 17, 18,2 y 18,1 años en los periodos 1995–2000, 2001–2010 y 2011–2020, respectivamente (p = 0,72). El tiempo medio del proceso diagnóstico se redujo significativamente de 2,6 a 1,4 años (p <0,001).

El profesor Antonini ha comentado: “Existen varios tratamientos nuevos para la epilepsia, pero una proporción significativa de pacientes sigue estando mal controlada. Las intervenciones quirúrgicas son un tratamiento importante y a menudo no utilizado lo suficientemente en pacientes con epilepsia focal farmacorresistente. Aquí, los autores revisan su experiencia con 384 pacientes que se sometieron a cirugía intracraneal y 221 pacientes con implantación de estimulación del nervio vago (ENV) entre 1996 y 2020.

“En los tres periodos de tiempo que se analizaron no disminuyó la duración de la epilepsia antes de la derivación al centro, pero el proceso diagnóstico en el centro se acortó de 2,6 años a 1,4 años y, lo que es más importante, se trató a más pacientes con localizaciones no temporales.

“Estos resultados indican que las opciones quirúrgicas son una alternativa de tratamiento importante en todos los casos en los que los medicamentos no pueden proporcionar un control óptimo”.

“Las opciones quirúrgicas son una alternativa de tratamiento importante en todos los casos en los que los medicamentos no pueden proporcionar un control óptimo”.

Profesor Angelo Antonini

 

Enfermedad de Parkinson

Los resultados de un estudio de fase III (NCT03781167) han demostrado que la foslevodopa/foscarbidopa subcutánea continua fue segura por lo general y mejoró las complicaciones motoras y la acinesia matutina en la enfermedad de Parkinson avanzada.

Los eventos adversos más frecuentes fueron eventos cutáneos en el lugar de la infusión, la mayoría de los cuales fueron de intensidad no grave, leve o moderada, y remitieron. Se observaron mejoras en las complicaciones motoras ya en la semana 1, que continuaron hasta la semana 5.

Los resultados de seguridad a largo plazo (102 meses) del estudio BeyoND (NCT02726386) han demostrado que la infusión continua de levodopa/carbidopa con ND0612 fue segura, con acontecimientos adversos locales surgidos durante el tratamiento (AAST) entre leves y moderados que por lo general fueron reversibles y tratables.

Los AAST más frecuentes fueron reacciones en el lugar de la infusión, como nódulos, hematomas, infecciones, dolores y escarificaciones, que por lo general fueron reversibles y tratables.

El profesor Antonini ha comentado: “A medida que empeora la enfermedad de Parkinson, disminuye el margen terapéutico de la levodopa oral y las complicaciones motoras se vuelven frecuentes. Hasta hace poco, la levodopa solo podía administrarse por vía oral con varias administraciones al día, lo cual pocas veces se respetaba. Estos dos estudios proporcionan evidencia de la eficacia y la seguridad de dos formulaciones diferentes de levodopa subcutánea.

“Ambas formulaciones mostraron ventajas a largo plazo con reducción de los periodos sin tratamiento e incremento del tiempo con buena movilidad. El perfil de seguridad a largo plazo es similar, con los nódulos y los eritemas provocados por la inyección como acontecimientos adversos más frecuentes. En el futuro es posible que la infusión subcutánea de levodopa se convierta en la primera opción entre los tratamientos asistidos mediante dispositivo”.

 

En el futuro es posible que la infusión subcutánea de levodopa se convierta en la primera opción entre los tratamientos asistidos mediante dispositivo”.

Profesor Angelo Antonini

 

Ataxia cerebelosa, neuropatía y síndrome de arreflexia vestibular (Cerebellar ataxia, neuropathy and vestibular areflexia syndrome, CANVAS)

Una nueva investigación presentada en el EAN 2022 incluyó una descripción detallada de las características de pacientes con ataxia cerebelosa, neuropatía y síndrome de arreflexia vestibular (CANVAS), una afección que no suele diagnosticarse en la mayoría de los casos. Los especialistas describieron los síntomas y la presentación en 9 pacientes (véase el cuadro).

Evaluación de 9 pacientes con CANVAS confirmado genéticamente

 

  • Mediana de edad al inicio, sin contar la tos: 55 años
  • Ataxia con inestabilidad y marcha con aumento de la base (n = 9)
  • Hipoestesia e hipopalestesia (n = 7)
  • Parestesias (n = 6)
  • Desequilibrio (n = 5)
  • Trastorno sensorial (n = 4)
  • Resultado radiológico principal: atrofia cerebelosa leve (n = 7)

 

 

El profesor Antonini ha comentado: “El CANVAS se presenta en la mediana edad en forma de ataxia de progresión lenta, neuropatía sensorial y alteración bilateral del reflejo vestibuloocular. Los autores presentan una serie de nueve portadores confirmados genéticamente del factor de replicación de repetición bialélica en la subunidad 1 compleja. Dada la disponibilidad genética, el CANVAS debería considerarse con más frecuencia en el diagnóstico diferencial de la ataxia de inicio tardío y la neuropatía sensorial”.

“El CANVAS debe considerarse con más frecuencia en el diagnóstico diferencial de la ataxia de inicio tardío y la neuropatía sensorial”

Profesor Angelo Antonini

Distrofia miotónica de tipo 1

Las concentraciones séricas de cadena ligera de los neurofilamentos (NfL) son un posible biomarcador de daño del sistema nervioso central (SNC) en la distrofia miotónica de tipo 1 (DM1), según los resultados de un estudio piloto presentado en el EAN 2022.

Las concentraciones séricas medias de NfL (± error estándar de la media [EEM]) fueron significativamente superiores en los pacientes con DM1 (25,32 ± 4,45 pg/ml) frente a los controles emparejados por edad (6,2 ± 0,48 pg/ml). En el grupo con DM1, las concentraciones de NfL se correlacionaron positivamente con la edad de los pacientes.

El profesor Antonini ha comentado: “Todavía se necesitan biomarcadores diagnósticos para evaluar la gravedad de la afectación cerebral o la respuesta al tratamiento en la DM1. La reciente disponibilidad a la hora de medir la NfL sérica mediante un inmunoanálisis ultrasensible, ofrece un biomarcador relativamente sencillo y sensible de la gravedad de la enfermedad y de la respuesta al tratamiento en distintos trastornos del SNC.

“Los autores mostraron que las concentraciones de NfL se correlacionaron positivamente solo con la edad de los pacientes, pero no con los datos cognitivos ni de neuroimagen, ni con otros parámetros recopilados. Estos resultados indican que la cadena ligera de los neurofilamentos puede detectar la afectación cerebral en la DM1 y es un marcador de neurodegeneración”.

“La cadena ligera de los neurofilamentos puede detectar la afectación cerebral en la DM1 y es un marcador de neurodegeneración”

Profesor Angelo Antonini