El uso de estatinas reduce el riesgo de desarrollar parkinsonismo a edades avanzadas

Conclusiones

  • El uso de estatinas, especialmente de potencia moderada o alta, está relacionado con un menor riesgo de parkinsonismo en adultos de edad avanzada. Este hecho puede estar mediado parcialmente por una menor probabilidad de sufrir ateroesclerosis cerebral.  

Por qué importa esto

  • Cerca del 50 % de los adultos de edad avanzada muestran signos de parkinsonismo, como temblor o rigidez, y estos se relacionan con resultados de salud adversos, como caídas, discapacidad, demencia y mortalidad.

  • En una población de edad avanzada, las estatinas pueden desempeñar un papel en la reducción de la magnitud del parkinsonismo (2 o más signos de parkinsonismo).